Tutule, La Paz (Conexihon).- Cuatro heridos, dos con arma de fuego, fue el resultado de un violento desalojo contra la empresa campesina “09 de julio”, la mañana de este viernes 13 de enero en el municipio de

Tutule, departamento de La Paz.

Desde tempranas horas, más de 200 miembros de la Policía Nacional, del escuadrón Especial COBRAS y antimotines, comenzaron a rodear la zona y posteriormente lanzaron bombas lacrimógenas a la población campesina hasta concretar el desalojo cerca de las nueve de la mañana.

Al menos son 60 el número de familias, que tienen más de siete años de ocupar estos predios, las afectadas con esta acción violenta.

Las personas heridas de bala son Víctor Vásquez, presidente del Consejo Indígena de Simpinula, La Paz, y miembro del Movimiento Indígena Independiente de La Paz- Honduras (MILPAH) y David Mendoza, integrante de la base campesina “bendición de Dios”, según informó el Centro Hondureño de Promoción al desarrollo Comunitario (CEPRHODEC).

Desde el pasado 28 de noviembre, el Juzgado de Letras seccional de La Paz emitió una resolución ordenando un desalojo para el 06 de enero del 2017, contra los pobladores de la empresa 09 de Julio, que no fue ejecutado. Este fue reprogramado para este día a las 06 de la mañana.

Este es el segundo ataque violento de la fuerza pública, con la vena de las autoridades judiciales, que se desarrolla contra los pobladores y pobladoras en mención; ya que el 11 de mayo de 2016 fueron víctimas de igual escenario de represión.

Autoridades judiciales muestran indiferencia en recursos legales para impedir desalojo

La ceguera de la justicia hondureña se confabula con terratenientes que despojan de su derecho a familias en diferentes comunidades. De acuerdo con una acción urgente, emitida por el Comité de Familiares de detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), se presentaron tres acciones legales para frenan una acción de desalojo contra la comunidad campesina de Tutule.

Ante esto, la organización defensora de derechos humanos solicitó que se resuelva los tres escritos presentados ante el Poder Judicial, a favor de los campesinos; el primero que trata de un Recurso de Amparo con Suspensión del Acto Reclamado, presentando el 05 de enero ante la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

De igual forma los dos manifiestos en relación al igual número de recursos presentados ante la sede del Poder Judicial en Tegucigalpa y el Juzgado de Letras de La Paz.

Ninguna de estas acciones ha tenido respuesta, mientras que el desalojo a bala viva fue ejecutado en cuestión de horas, dejando otro nefasto accionar de violaciones de derechos humanos de la población campesina.

0
0
0
s2sdefault

Noticias Destacadas

Más Leídos