Por: Roxana Vásquez

Tegucigalpa, Honduras. (conexión)- Hombres armados realizaron por tercera vez, violento desalojo contra los grupos campesinos; “Hombres y Mujeres de Fe” y “Unidos al campo”, en sector de Cañada de Flores, municipio de Guaimaca, Francisco Morazán. 

En horas de la mañana “hombres nuevamente armados entraron golpeando intimidando a los campesinos que están en sus casas, sin orden de desalojo donde nos cuentan que sin previo aviso y con pistola en mano entraron encapuchados” denunció a través de sus redes sociales la Central Nacional de Trabajadores del Campo (CNTC). Estos hombres armados eran guardias privados del terrateniente Maximiliano Elvir, quien aduce ser dueño de la tierra. 

Los campesinos denunciaron que los guardias de seguridad llegaron con armas y maquinaria para destruir cualquier construcción que existiera en el lugar, lamentaron que “Las viviendas que habían aquí, fueron destruidas, (…) desmantelaron todos los árboles” además señalan, “esta gente, supuestos dueños no tienen papeles aquí, ajá y ¿por qué no nos dejan trabajar? ¿Por qué no nos ceden el pedazo de tierra que incluso estamos pidiendo?” https://bit.ly/3yRzpK1 

El medio de comunicación “Canal 12 Guaimaca” informó en vivo que la policía no llegó y que hubo “una lluvia de balas” en el lugar, así mismo informaba que como resultado de lo ocurrido uno de los guardias privados que llegaron a la zona fue herido de bala y trasladado a un centro asistencial. https://fb.watch/7TEivgunpp/

 Antecedentes del conflicto. 

Alrededor de 45 familias son las que desde hace más de 10 años están en posesión de la tierra; en el año 2014 el terrateniente Maximiliano Elvir apareció asegurando ser el dueño del predio conformado por 391 manzanas de tierra poseídos por los grupos campesinos que se ven bajo amenaza constante de desalojos violentos, este sería el tercer hecho que la CNTC registra, en sus redes sociales, en lo que va del año 2021 

El primero fue el pasado 5 de febrero cuando agentes de la Policía Nacional y hombres vestidos de negro ingresaron al predio de los grupos campesinos “Hombres y Mujeres de Fe” y “Unidos al campo” para llevar acabo el desalojo, dejando como resultado la destrucción total de casas y cultivos. https://bit.ly/3zVLD5z 

Sobre estos hechos, en aquel momento, los representantes legales de las y los campesinos solicitaron que se les entregara la orden de desalojo para realizar tan violento acto y ante el reclamo la abogada Luby Canales, fue detenida, obstaculizando así la defensa legal para las víctimas del desalojo.

Luego el pasado 18 de agosto en horas de la tarde, hombres armados llegaron a patear las puertas de las casas y hacer disparos para intimidar a las y los campesinos. La CNTC denunció que “entraron disparando y agrediendo a los campesinos y campesinas poniendo en peligro su vida, nuestros compañeros están escondidos para salvaguardar su integridad física” https://bit.ly/2X16Wnz 

La CNTC adviertió en sus redes sociales “responsabilizamos al señor Maximiliano Elvir y su nieto llamado del mismo nombre por dicha violación a nuestros derechos humanos y campesinos”

 

Noticias Destacadas