San Pedro de Tutule, La Paz (Conexihon).- La Cloc-Vía Campesina Honduras 20 de octubre del 2017.- Un contingente policial y militar realizó este viernes 20 un desalojo de los campesinos indígenas de la base

Fuerzas Unidas, perteneciente a la Central Nacional de Trabajadores del Campo (CNTC) ubicada en Lepaguare, San Pedro de Tutule, La Paz.

La base campesina Fuerzas Unidas, fue fuertemente reprimida por más de 200 efectivos de la Policía Militar y Preventiva, 40 manzanas de tierra son las que están en recuperación.

Armados con escudos, toletes, máscaras antigás y otros implementos, el contingente policial llegó a tempranas horas de la mañana a la comunidad bajo el mando del Comisario Daniel Molina, asignado a la delegación departamental con sede en el municipio de La Paz.


También participan en el desalojo la fiscal Yasmin Angela Varela del Ministerio Público y Wilmer Sánchez, como juez ejecutor, y la orden fue solicitada por la supuesta dueña del predio de nombre Nancy Chinchilla.

Durante el desalojo les destruyeron sus viviendas y los cultivos que habían sembrado para el sostenimiento de 17 familias que habitaban en la base campesina, la policía prendió fuego a las casas y también destruyeron con palos y machete los cultivos que tenían en el predio los indígenas.

"Llamamos a los organismos de Derechos Humanos movilizarse a la protección inmediata a estas 17 familias que están siendo violentados sus derechos a la tierra y la soberanía alimentaria. Este es el apoyo que el gobierno está dando a los agricultores", instó la Vía Campesina en su comunicado..

Desde hace varios años las familias que habitan la base Fuerza Unidas vienen trabajando esa tierra y hoy por orden de un juez ejecutor, los policías y militares los han dejado en la calle, a la deriva, sin un lugar donde vivir y donde trabajar.