Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- “En las prioridades del Gobierno las mujeres indígenas no importamos, excepto cuando están en contienda electoral o se trata de concesionar nuestros territorios, lo que se ha hecho sin respetar el convenio 169, no se ha consultado y tampoco tenemos el consentimiento de muchos proyectos que se están o se desarrollaran en nuestros territorios”, denunció Eva Sánchez, representante de la Organización Intibucana de Mujeres “Las Hormigas”.

El convenio 169 sobre pueblos indígenas y tribales, de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), indica que el Gobierno tiene el deber de consultar previamente a los pueblos, en una acción coordinada y sistemática con miras a proteger los derechos de los pueblos y garantizar el respeto de su integridad.

“Las empresas mineras y extractivistas nos están desplazando a las familias indígenas de sus territorios, irrespetando toda nuestra espiritualidad denegando nuestro manejo de las tierra y la libertad de transitar en ellos, el territorio para nosotras no es una mercancía sino que es la madre en la que nosotras vivimos y producimos nuestros alimentos y de donde está todo nuestro medio de vida”, expresó Sánchez.

“Las Hormigas” estiman que en todo el país hay al menos 6,000 criminalizados por defender la madre tierra, de la cual 1,700 son mujeres que tienen que ir a firmar todas las semanas a los juzgados.

Además dicen que los programas que impulsa el Estado de “vida mejor”, regalar eco fogones y bolsas solidarias, no ayudan en mejorar las condiciones de vida de las mujeres y que deberían impulsarse políticas publicas participativas y creadas desde las féminas.

Las mujeres indígenas exigen se respeten sus derechos ancestrales, sus tierras y que se les consulte de los proyecto respetando el convenio 169, así como la desmilitarización de los territorios.

Comunidades indígenas en el olvido


Felicita López, lenca, del municipio de Santa Elena, en el departamento de La Paz, y quien forma parte de la Coordinación de Asuntos de la Mujer del Movmiento Indigena Lenca La Paz- Honduras (MILPAH), denunció que en la comunidad se les está violentando los derechos fundamentales de la salud, tener una nacionalidad y un nombre.

”En el centro de salud lastán cobrando 1,500 lempiras por el nacimiento de los bebes, nosotros no tenemos la posibilidad de ir hasta Tegucigalpa al hospital Materno Infantil, por no tener el dinero suficiente”, anunció López.

Además, dijo que es costumbre en las comunidades indígenas dar a luz con “marteras” conocidas como parteras ancestrales, las cuales han sido criminalizadas y amenazadas por las autoridades si siguen haciendo su labor de atender partos.

“A las mujeres que no paguen los 1500 tampoco serán atendidas en el Registro Nacional de las Personas y a la municipalidad ya le dieron a conocer que van a buscar un abogado para que haga legal eso”, expresó la lideresa lenca.

De igual forma señaló que las mujeres prefieren ir hasta El Salvador a tener porque ahí si las atienden de forma gratuita con buenas condiciones y les dan comida.


“Por el bono “Vida Mejor” están mandando a las mujeres a trabajar a las calles y les dicen que es un requisito que ordena JOH, cuando dice que están dando proyectos de desarrollo es mentira porque es una regalía que dan para sus campañas políticas y después llegar al poder y así tener bajo dominación a las mujeres de las zonas rurales”, comentó López.

El MP tiene una deuda histórica con las mujeres

“El Ministerio Publico (MP) tiene una deuda histórica con las mujeres por sus muertes por que hay más de 6 mil feminas asesinadas desde el 2002 hasta la fecha y el 90% en la impunidad sin castigar ni condenar a los asesinos”, advirtió Wendy Cruz, miembra de la Vía Campesina-Honduras.

A las mujeres del área rural los políticos solo las ven como clientela política porque son mayoría en la población y cuando se trata de ejercer el sufragio les quieren llenar las expectativas con una bolsa solidaria que dura un día pero que los demás 365 días del año no les impartan si comen, subrayó la lideresa campesina.


“Hace 20 años no tenemos un censo nacional agropecuario del país y en los últimos 10 años el presupuesto general de la republica hacia el agro es de 1.14 por ciento y eso nos da una pauta que no hay interés en desarrollar el área rural y la parte potencial del agricultura, hay un significado de abandono del más del 50 % de la población que vive en el área”, concluyó Wendy Cruz.

0
0
0
s2sdefault