Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- La Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en Honduras, expresó su “profunda indignación” ante el uso de la imagen de la lideresa del pueblo lenca, Berta Cáceres, asesinada en marzo de 2016, a través de un pronunciamiento publicado este viernes.

La articulación de defensoras cuestionó severamente la publicación en la red social de twitter de la Cancillería hondureña, que lleva un fragmento de un pensamiento de Berta Cáceres.

“Ha tenido el cinismo de usar el pensamiento de Berta para hacerse los democráticos mientras legalizan proyectos de muerte para los pueblos indígenas y la entrega de sus territorios mediante la ley de consulta previa, libre e informada que lesiona la autonomía, la cultura, el alimento y el bienestar general de dichos pueblos”, expuso de la Red de Defensoras en el documento.

La imagen fue colocada desde esa dependencia de Estado, en el marco del Día Internacional de Pueblos Indígenas, el pasado 09 de agosto.

Mientras el gobierno del actual presidente ilegalmente reelecto, Juan Orlando Hernández, por medio de la Cancillería usa la imagen de la lideresa del pueblo lenca, las investigaciones para hacer justicia por su asesinato continúan con lentitud y obstaculización del equipo legal de la familia de Cáceres, quienes actúan como acusadores privados en la instancia que se les siguen a ocho implicados como supuestos autores materiales del crimen contra la fundadora del COPINH, y uno que se le señala como supuesto autor intelectual, siendo nueve hasta ahora.

En su pronunciamiento, la Red apuntó que “No les permitimos que usen a Berta para tapar sus negocios de muerte y despojo de sus pueblos”.

Berta Cáceres fue asesinada mientras luchaba contra la instalación del proyecto hidroeléctrico “Agua Zarca”, sobre el Río Gualcarque. La concesión fue otorgada a la empresa Desarrollos Energéticos S.A. (DESA) por el Congreso Nacional, mediante decreto No. 68-2011. En 2013, se amplió la capacidad generadora de “Agua Zarca” y el trasladó la construcción, al margen del río que pertenece al departamento de Santa Bárbara, como lo constata el Informe “Represa de Violencia”, el plan que asesinó a Berta Cáceres, del Grupo Asesor Independiente de Personas Expertas (GAIPE).

Por la defensa del Río Gualcarque, fue asesinado Tomás García, líder comunitario el 15 de julio de 2013. Su hijo Allan resultó herido en la ráfaga de disparos efectuada por miembros del ejército hondureño hacia una manifestación en la que ambos participaban.

La Red Nacional de defensoras alertó sobre la importancia del proceso para hacer justicia ante su crimen y el de las comunidades lencas y toda la gente envilecida por la injusticia estatal que oprime, mata y encarcela a defensoras, luchadoras y luchadores sociales.

Desde la justicia hondureña, Cáceres fue perseguida por medio de un proceso penal, acusada por irrumpir los bienes y en la construcción del proyecto "Agua Zarca", en septiembre de 2013.

Berta Cáceres fue una defensora de derechos humanos, especialmente del pueblo indígena, y constantemente denunció a las autoridades correspondientes la persecución y amenazas contra su vida. Por lo que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), le otorgó medidas cautelares, y siendo beneficiarias de estas, fue asesinada en su vivienda.

0
0
0
s2sdefault