Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- Desde 1984, gritos de rebeldía hacen eco en las calles en todo el país. Dejaron de callar y para siempre; son defensoras entre ellas y para el respeto, la defensa y proyección de los derechos de la mujer en Honduras.

Se cumple 34 años, desde que en plena ejecución de la Doctrina de Seguridad Nacional (DSN), el Movimiento de Mujeres por la Paz “Visitación Padilla”, se convirtió en uno de los espacios feministas del país donde la historia la escriben desde sus visiones, sus testimonios y los casos que en la actualidad reciben.

A más de tres décadas, conmemoran su aniversario en la calle, llamando las cosas y responsables de violaciones por su nombre y cargo. Son “una, dos, cien, mil”, como diría la poeta nacional Juana Pavón.

Inspiradas en las luchas y el pensamiento anti-imperialista de la profesora Visitación Padilla “Choncita”, a quien se le considera una de las pioneras del feminismo en Honduras. Ella es la única mujer que hace publica su participación política contra la ocupación militar norteamericana en los años 20, al ser parte de un movimiento patriótico en defensa de la soberanía nacional junto al escritor Froylán Turcios y otros más.

Merly Eguigure, actual coordinadora nacional de “Las Chonas” comenta sobre este 34 aniversario. “Sobrevivimos con dolores, con rabias, con dignidad, con esperanza, con impotencia”, y es que caminan en un país en retroceso, como ella misma lo define.

“La realidad nos dice en este momento que, este país en lugar de ir hacia adelante retrocede. Y honestamente nos duele la situación en que tiene la Matria este gobierno ilegal y dictatorial”.

Desde sus inicios hasta los 34

Evocar el 25 de enero de 1984, inicia con recordar a las fundadoras de lo que se conoce como el Movimiento “Visitación Padilla”. Merly Eguigure recuerda que “este movimiento existe gracias a compañeras como Alba de Mejía, Ana Murillo, Rina Villars, Blanca Celia Barahona, Blanca Guifarro. Ellas fueron quienes dieron vida a esta organización”.

 Una mención especial llega a sus recuerdos “sin dejar a un lado” a Gladys   Lanza, quien fuera miembra y coordinadora general hasta el último día de   vida el 20 de septiembre de 2016.

 Lanza falleció con una condena emitida por la Corte Supremas de Justicia   (CSJ), luego de apoyar a Lesbia Pacheco, quien en 2010 llegó a la sede   del movimiento de mujeres a denunciar al director de la Fundación para el   Desarrollo de la Vivienda Social (FUNDEVI), Juan Carlos Reyes; este inició   una demanda por difamación y calumnias contra Gladys, y fue sentenciada   a 16 meses de prisión, la cual no se concretó, pero hasta febrero del 2017   se sobreseyó por defunción.

 Con el ejemplo de quienes hacen posible la continuidad de la organización de mujeres, bajo el pensamiento de “Visitación Padilla”, hay más de un centenar de mujeres que retoman el ideal de justicia, cuenta Eguigure.

“Tampoco soportan esta situación de inseguridad y violencia que vivimos”, detalla.

“Ningún gobierno que se jacte de democrático, debería de excluirnos”, acotó la coordinadora de “Las Chonas”.

Entre los logros obtenidos por este Movimiento de Mujeres, está la lucha por la desmilitarización de la sociedad, a inicios de los años 90. Mery Agurcia, Procuradora de derechos humanos del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), recuerda el papel de agente convocante de “las chonas”, una de tantas, los plantones que ellas organizaban en Palmerola (Base aérea- militar de los Estados Unidos ubicada en Comayagua).

A eso le siguió una lucha social contra el Servicio Militar Obligatorio en 1994. Argucia puntualiza que, al debilitarse este proceso, el Movimiento de Mujeres “Visitación Padilla” lo recupera con la instalación de una huelga de hambre en el parque La Merced y se logró que el gobierno de Carlos Roberto Reina (1994-1998), lo decretara de carácter voluntario.
Por su parte, Merly Eguigure rescata el hecho de “haberles dado identidad a las mujeres luchadoras, reconocidas en este país, quienes se identifican como chonas, sean o no de la organización”.

Suma el hecho que, desde la organización feminista, se respaldaron procesos de organización de la comunidad LGTBI (Lésbico, Gay Trans, Bisexual e Intersex) y demás sectores invisibilizados en el país.

“Esa lucha mía”

En la movilización que recorrió este 25 de enero, el boulevard Morazán de la capital, caminó Lucila Blandón y con ella 31 años de ser “chona”, desde 1987.

“Esta lucha mía y nuestra”, como lo define Blandón hace que sienta la alegría de conmemorar estos 34 años”. “porque

Lucila Blandón

la verdad es que esos aniversarios no han pasado desapercibidos porque es una lucha para la defensa de los derechos humanos de las mujeres y exigir un basta a los femicidios”, amplía.

Las celebraciones que ellas hacen cada año las recuerda con alegría –con entusiasmo-, señaló.

Lucila o “Luchi”, como le dicen con cariño sus compañeras de organización, es una de tantas que sufre por las muertes violentas contra las mujeres en el país. Leonor Martínez, su sobrina, fue asesinada el 17 de enero de 2010 solo por decir “Basta ya” a la violencia.

Con su dolor presente, ella siempre la recuerda. “Aunque únicamente era mi sobrina, pero yo la siento todavía”. Leonor era una de las coordinadoras del colectivo en la Colonia Los Pinos. Para ella la justicia no llega, comenta Blandón; el agresor camina libre por algún lugar del país y suma a los 4500 femicidios en la impunidad de los últimos 10 años.

La movilización avanza con dirección a la sede del Ministerio Público (MP) en la capital, para exigir respuesta por la las violaciones, los asesinatos, las condenas que no cesan. Por ello la lideresa feminista les dice a las autoridades que se preocupen más por castigar a quienes violentan a las mujeres hondureñas.

Mientras tanto, seguirán accionando desde los colectivos de mujeres en colonias y barrios capitalinos, y demás ciudades a nivel nacional donde tienen presencia. Uniendo esfuerzos en plataformas de mujeres, en la Tribuna de Mujeres Contra Los Femicidios "Gladys Lanza", y en cada mujer que sufre violencia, que denuncia y que sobrevive para ayudar a las demás.

0
0
0
s2sdefault

Más Leídos