Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- Un boletín de prensa de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), informó sobre la extinción de la acción penal contra Gladys Lanza. Ni el libro de registro de firmas de imputados,

ni la banca de acusados del Tribunal fueron testigos de que la presente fuera leía antes de que ella falleciera, el pasado 20 de septiembre de 2016.

Gladys Lanza, quien en vida fungió como Coordinadora Nacional del Movimiento de Mujeres por la Paz “Visitación Padilla”, fue condenada por la justicia hondureña por el delito de difamación y calumnias desde el año 2015, proceso que estaba en casación al momento de su partida.

De una forma escueta y sin profundizar en el caso de la destacada lideresa feminista, el boletín presentado por el Poder Judicial oficializó la extinción de la acción penal que se le seguía a Lanza por fallecimiento, como lo establece el artículo 96 del Código Penal y 296 del Procesal Penal, ambos vigentes.

Pese a diferentes movilizaciones, plantones, manifestaciones de organizaciones nacionales e internacionales, para que en vida se hiciera justicia por Gladys Lanza, el Poder Judicial le dio la espalda a estas diferentes peticiones.

El 25 de marzo de 2015, la Sala I del Tribunal de Sentencia, condenó a la coordinadora nacional del “Visitación Padilla” atendiendo una querella incoada por el Director de la Fundación para el Desarrollo de la Vivienda Social, Urbana y Rural (FUNDEVI), Juan Carlos Reyes Flores. El funcionario a su vez fue denunciado por una empleada acusándolo de acosos sexual y laboral y buscó acompañamiento de la organización feminista en el año 2010.

Por lo que en su rol de defensora de derechos de las mujeres, Gladys Lanza y demás compañeras  “Chonas”, como se le conoce a las integrantes del Movimiento, iniciaron acciones de acompañamiento a Lesbia Pacheco ex empleada de FUNDEVI.

En el mes de febrero de este año la actual Coordinadora, Merly Eguigure, informó que habían sostenido una reunión con el Presidente de la CSJ, Rolando Argueta y había prometido en ponerle fin a este proceso contra Lanza; sin embargo no cumplió con lo acordado en esa oportunidad.

Mientras enfrentó este proceso, Gladys Lanza, en reiteradas ocasiones sostuvo que ella no pagaría ninguna conmuta por lo que se le acusaba, ya que "sería reconocer que yo cometí ese delito".