Ginebra, Suiza (Conexihon).-  “Honduras debe aprovechar la reforma del Código Penal para despenalizar el aborto”, expresó hoy un grupo de expertos y expertas de la Organización de las Naciones Unidas

(ONU), en cuanto al debate que sostiene el Congreso Nacional (CN) sobre esta materia.

La opinión de los expertos y expertas entra en escena luego de que trasladaran el debate en el legislativo para la próxima semana; aunque las bancadas de los partidos políticos que representan el bipartidismo hondureño (Liberal y Nacional), públicamente manifestaron su rechazo a la despenalización del aborto.

Para esta decisión, el parlamento hondureño nombró una comisión de dictamen, integrada por las diferentes bancadas de los partidos políticos, pero de acuerdo a la opinión del grupo de la ONU, existe un avance que permita la interrupción del embarazo en al menos tres causales, como lo solicitan organizaciones de mujeres y feministas en el país.

“Esperamos sinceramente que el Congreso hondureño aproveche esta oportunidad clave para cumplir con su obligación de eliminar la discriminación contra la mujer en su legislación y promover los derechos sexuales y reproductivos, de conformidad con los estándares internacionales en materia de derechos humanos” dijeron.

De acuerdo al artículo 126 del actual Código Penal, el aborto bajo cualquier causal está tipificado como delito e incurre cárcel de tres hasta 10 años.

El grupo de la ONU lamentó que el aborto se mantenga como un “delito grave” a pesar de las recomendaciones hechas a Honduras durante el último Examen Periódico Universal (EPU) y del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW - por sus siglas en inglés) así como del Comité contra la Tortura.

Esperamos que las y los legisladores, no permitan que la influencia de los grupos conservadores y fundamentalistas perpetúe el actual estancamiento legislativo, apuntaron los expertos y expertas.

Durante una ronda de posicionamiento del tema, desde la perspectiva de las organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres esta semana, sectores vinculados al partido en el poder, así como las cúpulas de las iglesias católica y evangélica, emprendieron una campaña de desprestigio contra las defensoras de los derechos de las mujeres, ante los medios de comunicación y redes sociales. 

El pasado martes, en un plantón en los bajos del Congreso Nacional, una turba de manifestantes atacó a quienes mantenían una acción en pro a la despenalización del aborto por los causales que el embarazo sea producto de una violación, el feto tenga nulas posibilidades de vida o el embarazo represente un enorme riesgo de la salud o vida de la madre.

Políticas públicas inexistentes para promoción de derechos sexuales y reproductivos

Otro de los puntos que plantearon los expertos y expertas de Naciones Unidas, es la negativa a mujeres y niñas al acceso a servicios de aborto seguro en casos de riesgo para la salud de la mujer o niña embarazada, violación o incesto, o inviabilidad del feto, lo que “causa un sufrimiento físico y psicológico excesivo e irreversible”.

Para el grupo de la ONU, el negar el acceso a estos servicios viola los derechos de las mujeres y niñas a ser protegidas contra la discriminación y la violencia basada en el género, así como contra la tortura y los malos tratos.

“También observamos con profunda preocupación que la distribución y venta de anticoncepción de emergencia fue prohibida por decreto en abril de 2009, dos meses antes del golpe de Estado. Lamentamos la falta de políticas públicas para la promoción y protección de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, particularmente en materia de planificación familiar”, sostuvieron.

Las mujeres que viven en situaciones de pobreza y exclusión social, tienen más probabilidades de ser víctimas de abortos inseguros, en contravención de la obligación del Estado de respetar, proteger y hacer efectivo el derecho de la mujer a la salud, incluida la salud sexual y reproductiva, según las y los expertos.

Penalizar la interrupción del embarazo no reduce las tasas de aborto; Al contrario, es probable que más mujeres recurran a soluciones clandestinas y peligrosas. Los países en los que las mujeres tienen acceso a la interrupción del embarazo, a información y a todos los métodos anticonceptivos, son los que tienen las tasas más bajas de aborto, como lo confirman datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El grupo de expertos y expertas de la Organización de las Naciones Unidas está integrado por Alda Facio, Presidente-Relator del Grupo de Trabajo sobre la cuestión de la discriminación contra la mujer en la legislación y en la práctica; Dainius Pūras , Relator Especial sobre el derecho de toda persona al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental; Dubravka Šimonović , Relatora Especial sobre la violencia contra la mujer, sus causas y consecuencias.