Por: Bessy Sanchez y Scarleth Sierra 

Tegucigalpa, Honduras.- Mediante el decreto no. 54-2009 el 2 de abril del 2009, recibido por el Poder Ejecutivo el 30 de abril del 2009, se prohíbe la promoción, uso, venta, compra y cualquier política o programa relacionado con la píldora anticonceptiva de emergencia (PAE), así como la distribución pagada o gratuita y comercialización de fármacos de anticoncepción de emergencia, en farmacias, droguerías o cualquier medio de adquisición, con fundamentos en los artículos 216 y 245, atribución 33 de la constitución de la república.

Es después de la aprobación de ese decreto que en Honduras y quienes entonces le gobernaban comienzan a violentar los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres del territorio.

En Honduras se registran embarazos no deseados, el integrante de Plan Internacional, Carlos Durón, explicó, “en el año 2021 se registraron alrededor de 1,514 casos de niñas embarazadas que comprenden edades de 10 a 14 años, destacando también que los partos de estas menores son producto de una violación e incesto.”

Es lamentable ver como el futuro de muchas niñas y mujeres de honduras se viene abajo por un embarazo que no es deseado, en donde las autoridades no prestan atención a los daños físicos y psicológicas que este pueda presentar.

Honduras es el único país del continente americano que prohíbe la píldora anticonceptiva de emergencia conocida como PAE por sus siglas. Esta básicamente forma parte de la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y es fundamental para prevenir embarazos no deseados, especialmente en casos de abuso sexual.

La PAE es de forma errónea señalada como abortiva pero esta píldora es de anticoncepción de emergencia, un método no abortivo que impide el embarazo cuando se tienen relaciones sexuales sin protección. Aunque su uso puede generar pocos efectos adversos, cuando se emplea de forma no adecuada puede desencadenar alteraciones importantes.

Durante mucho tiempo las autoridades se han encargado de desinformar a la población, en especial a las mujeres acerca de que es la pae. Lanzando propagandas sucias y llenando de terror a las mujeres.

Según el Fondo de Población de Naciones Unidas, Honduras ocupa el segundo lugar con la tasa más alta de maternidad en niñas y adolescentes, donde varios de estos casos son consecuencias de abuso sexual y al no contar con un método anticonceptivo de emergencia estas niñas son obligadas a una muy temprana edad a convertirse en madres, abandonando sus estudios y dejando atrás sus sueños.

En un país como Honduras, donde la violencia sexual sigue siendo una problemática aguda, la salud de las mujeres corre peligro debido a que no cuentan con los servicios adecuados para evitar embarazos no deseados.

Podemos enumerar una infinidad de casos de embarazos no deseados, que se acompañan de diferentes causas, pero aquí el verdadero problema radica en hasta cuándo van a violentar los derechos sexuales y reproductivos, hasta cuándo van a seguir desinformando a la población.

La crisis sanitaria del covid-19 llegó a incrementar casos de embarazos, y el no contar con un anticonceptivo de emergencia nos conduce a más problemas. Muchos niños (as) nacen en hogares pobres, con madres jóvenes que no tienen la oportunidad de salir adelante.

La adolescente, Kimberly Sánchez, nos expresó su opinión acerca de la PAE.

La joven comentó tener información general de la PAE, asegurando también que tiene conocimiento de que la píldora no debe ser consumida como un anticonceptivo diario.

También manifestó que la prohibición de la PAE representa un limitante para quienes no tienen educación sexual.

La importancia de la educación sexual

En una corta charla Sánchez, dijo que es importante que "los jóvenes puedan recibir educación sexual para que comprendan que no solo existe la pae."

"Todos los jóvenes tienen derecho a disfrutar de su sexualidad de manera segura", aseguró la joven.

Buscando más fuentes logramos contactarnos con la directora de prensa de un medio local del departamento de La Paz y la Licenciada en Periodismos, Merlin Castillo.

la periodista manifestó, que la prohibición de la PAE representa un riesgo. “la PAE antes se obtenía sin restricción", expresó la directora de prensa, quien mostró preocupación al saber que con la prohibición muchas jóvenes acuden a realizar compras en "mercados negros" poniendo en riesgo sus vidas.

La PAE es una necesidad para niñas, jóvenes e incluso mujeres en Honduras, este debería ser un tema de discusión con la llegada de un nuevo gobierno, expresó.

Ya hay grupos de mujeres organizadas para exigir se legalice la PAE, que surge como raíz de la incidencia de casos de abuso sexual.

"Que puedo decir yo como medio de comunicación, la pastilla debe ser legalizada nuevamente en nuestro país, y estoy de acuerdo como mujer y como parte del medio de comunicación." dijo la periodista y directora de prensa.

"Sabemos que hay una pastilla, pero nos falta información” detalló.

Tratando de generar información y criterios La Doctora Dila Cruz, comentó que como medico es consciente de que la PAE es un anticonceptivo necesario para los casos de abuso sexual, “es importante que las autoridades brinden educación sexual efectiva”.

Como médico aseguró conocer casos de personas que desean interrumpir el embarazo como consecuencia de abuso sexual, es importante entender que cuando un embarazo no es planificado o deseado genera problemas en las madres y en su entorno.

A pesar de que los métodos anticonceptivos pueden ser eficaces en un 95 por ciento, se debe comprender que se presentan casos donde no es consensuado el acto sexual.

Hay jóvenes que sufren daños por la desinformación, y es importante expresarle a la población en general que la píldora anticonceptiva de emergencia puede ser eficaz siempre y cuando se sigan sus instrucciones y no se use como un anticonceptivo diario.

La doctora Dilda manifestó que muchos desconocen de la existencia de sus derechos sexuales y reproductivos y que las autoridades a quien compete también deberían enfocarse en estos temas.

Sin embargo, aunque la PAE puede llegar a salvar maternidades no deseadas en diferentes situaciones, debemos advertirle a la población que puede suceder si abusan del consumo de la misma.

“Los jóvenes no necesitan que se les prohíba explorar su vida sexual, necesitan se les informe de como hacerlo de manera” aseguró la profesional de la salud.

Con la prohibición de la PAE solo orilla a muchas mujeres a comprarlas de forma ilegal, a buscar clínicas clandestinas para realizarse una interrupción temprana del embarazo poniendo en riesgo sus vidas, su salud física, emocional y psicológica.

Honduras necesita una educación sexual efectiva, donde se respeten los derechos sexuales y reproductivos y en donde exista acceso a todos los métodos anticonceptivos.

A raíz de esta problemática hoy en día muchas mujeres se unen a las luchas sociales. Aquí es donde nacen grupos de apoyo y grupos que se preocupan por las niñas, adolescentes y mujeres de Honduras, como lo son: Tinta verde, Grupo Estratégico por las PAE y el Centro de Derecho de Mujeres, entre otros.

Además, de cada mujer que se suma a la lucha por los derechos de las mujeres, que informan y brindan su respaldo para que se note en la sociedad.

Hoy hablamos porque se respeten nuestros derechos.

ES MOMENTO DE DECIR ¡SI A LA PAE!

Noticias Destacadas