Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- La doctora Ligia Ramos, defensora de los derechos humanos e integrante de la Plataforma para la Defensa de la Salud y Educación afirmó que regresa a Honduras y que si le pasa algo a su vida o su familia es responsabilidad del gobierno.

La doctora explicó que seguirá luchando en contra de la corrupción en Honduras, “hoy cumplo tres meses de haber salido del país tras una orden de asesinato, llevo sies años de estar viviendo amenazas a muerte, persecución amedrentamientos, etcétera por los entes del Estado”.

La Dra. Ligia Ramos, es presidenta de la Asociación del Médicos del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), Fiscal de la Junta Directiva del Colegio Médico de Honduras (CMH), y vocera de la Plataforma en Defensa de la Salud, y Educación.

Ligia, vociferó, “salí hace tres meses por una orden de asesinato si yo no hubiera salido, me hubiera muerto, soy una persona que lucha socialmente por la salud pública y por la educación, tengo pacientes y una vida normal, pero que no me silencio y actúo quiero explicar bien y que se entienda que esta conferencia no es para elevar mi perfil político porque no me interesa, estas denuncias son para que no me maten”.

De igual forma, agregó que “no voy a renunciar a mi derecho de vivir en mi país no voy a parar a luchar por el derecho a una mejor Honduras no voy a renunciar al derecho de denunciar la corrupción con nombre y apellido, no voy a renunciar a mi derecho a la vida y si a mí me pasa algo es responsabilidad de este gobierno narco corrupto”.

En una conferencia de prensa la Plataforma para la Defensa de la Salud y Educación, la Convergencia Contra el Continuismo y la Regional Latinoamericana de la Unión Internacional de Trabajadores de la Alimentación, Agrícolas, Hoteles, Restaurantes, Tabaco y Afines (Rel-UITA), demandaron del Estado de Honduras se implementen medidas efectivas que garanticen la vida e Integridad de la Dra. Ligia Ramos.

Denunciaron que Ramos ha sido objeto de acciones represivas por parte del Estado, de grupos privados o paraestatales que en reiteradas ocasiones la han amenazado, hostigado, vigilado, perseguido y agredido. La Policía ha permanecido apostada frente a su vivienda, a veces en forma intermitente, en ocasiones por períodos de algunas horas, toma fotografías de su casa y de sus perros, en otras la Policía Militar la ha interceptado y luego lo niegan.

“Acciones que han derivado en los más recientes y graves actos de sectores poderosos que han ordenado   su ejecución desde el mes de mayo de 2021. Hechos que la obligaron a abandonar el país, pero que no han quebrado su voluntad, no la han forzado a asilarse, ni a abandonar su ejercicio de defensoría. Hoy regresa y se integra las luchas del pueblo, debido a su compromiso a favor de los derechos humanos y de las libertades fundamentales”, señaló el comunicado de prensa.

Su regreso no solo es una buena noticia, es también la oportunidad para que el Estado haga lo correcto, la proteja en forma eficiente, investigue, desmantele las estructuras que generan su inseguridad, sancione a los responsables, le permita continuar su labor en un ambiente seguro y retire a sus fuerzas de seguridad de los ámbitos vitales de la Dra. Ramos.

“Hoy que le damos la bienvenida a su país a Ligia Ramos, instamos a la comunidad nacional e internacional a redoblar esfuerzos, presión y exigencias sobre las autoridades hondureñas para que pongan fin al plan actual contra la Dra. Ramos, aseguren que los responsables sean llevados ante la justicia y garanticen que sus derechos sean respetados, inclusive los políticos en elecciones libres y justas”, anunciaron.

Así mismo, reiteraron que estos abusos adquieren un carácter evidente en el contexto preelectoral actual, además preocupa sobre manera el incremento de los niveles de vulnerabilidad contra dirigentes sociales y políticos, evidenciados en los más recientes asesinatos.

Según el comunicado público de las organizaciones sociales destacaron “información confidencial y de fuente creíble, desde las más altas esferas gubernamentales existía una estrategia muy fina para ejecutar a la Dra. Ramos, la cual ya había sido emitida y era irreversible”.

“Esta orden estaba vinculada a las declaraciones públicas hechas por la doctora Ramos en los últimos días, con respecto al gobierno central por la situación actual del sector salud, los hospitales y la falta de diligencia en la obtención de las vacunas para contrarrestar los efectos de la covid-19”, apuntaron

Las Organizaciones que suscribieron este pronunciamiento exigen al Estado que aborte en forma permanente cualquier plan contra la Dra. Ramos. Ante cualquier atentado contra la vida de la Dra. Ligia Ramos y sus menores hijos, son responsables las autoridades civiles y militares.

“Emplazamos al Sistema Nacional de Protección de Defensores/as de Derechos Humanos, Periodistas, Comunicadores Sociales, Abogados y Operadores de Justicia, y demás entes estatales de Derechos Humanos, que nos informen sobre qué niveles de articulación ha hecho con el Ministerio Público para que se ordene la investigación sobre los hechos denunciados”, concluyeron.

Noticias Destacadas