Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- Centenares de mujeres organizadas por la defensa de la patria, salieron este lunes 01 de marzo a las calles para exigir la renuncia de Juan Orlando Hernández (JOH), de la presidencia de la República.

“Unidas, conscientes y claras, nos convocamos y movilizamos para exigir la renuncia, porque vivimos las consecuencias de la ingobernabilidad y de su mención por fiscales de la corte neoyorkina, en relación a actividades de narcoactividad, recibir dineros de importantes narcos para financiar su campaña política, protegerlos, pagar sobornos y haber aceptado un arma con su nombre en letras de oro del Chapo Guzmán”, denunciaron las mujeres. 

Se movilizaron vestidas de negro, simbolizando el luto en el que JOH ha sumergido al pueblo hondureño. De igual forma, las mujeres cargaban del cuello carteles con las frases “por las ZEDES, por la corrupción, por los presos políticos, por robarse la institucionalidad del país”, entre otras razones que se suman a las más de mil, para que renuncie el mandatario.

En Tegucigalpa, a las seis de la tarde, iniciaron su manifestación por el boulevard Suyapa, donde leyeron un comunicado público en el que estipulan “el hecho de que su hermano, ex diputado Antonio Hernández, espere este mes, sentencia firme por narcotráfico, lavado de dineros, tráfico de armas y perjurio, también nos llena de vergüenza”.

De igual forma, sostuvieron que hay incompetencia en todos los niveles del mandato de JOH, por ejemplo “en el manejo de la pandemia, producto de actos de corrupción que permanecen en la impunidad. ¿Dónde están los 48 millones de dólares, de nuestros dineros para hospitales móviles?  Apenas hay uno habilitado a la fecha en San Pedro Sula. No miramos reflejados los impuestos en el desarrollo del país y los impuestos cada año son más altos”.

Además, señalaron que algunas causas tienen efecto en crímenes de lesa humanidad, al negar el acceso a la salud del pueblo, equipo de protección personal y condiciones adecuadas al personal de salud: 78 víctimas, entre médicos y doctoras generales y con especialidades, víctimas de primera línea.

JOH invierte más en reprimir

Las mujeres reprocharon que “el régimen ha privilegiado el presupuesto militar sobre los Derechos Humanos elementales, como la salud y la educación, la seguridad alimentaria, la vivienda y ha dado vía libre a la extorsión, en conjunto todo esto, ha orillado al pueblo al éxodo, luto y dolor”.

Así mismo, especificaron que, “la relevancia al militarismo, ha criminalizado la protesta y aumentando las detenciones arbitrarias a hombres, mujeres y a nuestra juventud, cuyo derecho a la protesta derecho constitucional, le ha sido vedado.  Ha criminalizado a defensores de derechos humanos y del ambiente y en el caso de nuestros pueblos indígenas ha violentado el convenio 169 y otros, suscritos por nuestro país”.

Las razones sobran para exigir su renuncia, manifestaron que las exponen como pesada cruz sobre sus humanidades, movilizándose sin miedo, con la dignidad restante, porque sobrevive la esperanza de mejores tiempos.

Concluyeron exigiendo un cese a la violencia contra las mujeres,  como el reciente “feminicidio de la joven Keyla en una posta policial, lo que evidencia que la violencia y violaciones a las mujeres ha ido en aumento y esta es una razón más para exigir su renuncia”.

Noticias Destacadas

Más Leídos