Tegucigalpa, Honduras. Conexihon-hn.- Mediante comunicado público, la Red de Trabajadoras Domésticas, denuncio este lunes 2 de julio al señor ALESSANDRO PALMERO embajador de la Unión Europea en Honduras por violentar derechos laborales de una empleada contratada para los oficios domésticos en su casa de habitación en la ciudad capital del país.

Según el comunicado, el embajador europeo en Honduras se niega a cumplir con “el reconocimiento económico de los derechos laborales” de la trabajadora doméstica que laboró en la residencia del diplomático bajo un contrato laboral que fue suspendido de forma ilegal por el empleador.

De acuerdo a lo expresado por la Red de Trabajadoras Domésticas, la crisis por la epidemia por COVID-19 que afecta directamente la economía nacional, también ha dañado el acceso a la justicia, siendo uno de los miles de casos, el de la exempleada del diplomático.

La red detallo en el comunicado que el señor embajador  ALESSANDRO PALMERO, ha  incumplido los compromisos suscritos ante la secretaria del Trabajo y Seguridad Social (STSS), donde se comprometió a cancelar el pago de salarios adeudados, y no así el pago por concepto de derechos laborales por despido injustificado.

“Exigimos que el pago sea realizado según lo calculado por, ya que según testimonio de la compañera fue coaccionada para aceptar únicamente el pago de dos salarios adeudados...como organizaciones realizamos un primer reclamo legal el tres de julio y un segundo reclamo con el cálculo con los derechos laborales por la Secretaria de Trabajo el 22 del mismo mes de los cuales no se obtuvo ninguna respuesta de parte del embajador”, detalla el comunicado.

Los derechos laborales son irrenunciables, precisa el documento difundido por la Red, “la normativa hondureña ya establece los procedimientos para la suspensión y terminación de contratos, por lo que condenamos y denunciamos cualquier acto de violación de derechos, de las que sean sujetas las trabajadoras domésticas por parte de sus empleadores/as”.

En el comunicado, la Red hace un llamado de reflexión a la comunidad internacional que abogan por la defensa de los derechos humanos y laborales para que monitoreen el accionar y prácticas políticas de las personas que seleccionan para que los representen en los diversos países.

“Esta relación (laboral) debe ser en el marco del respeto y cumplimiento de los compromisos y derechos contemplados en convenios internacionales”, asegura el documento de denuncia elaborado por la Red de Trabajadoras Domesticas que ya suma cinco años de trabajo de organización e incidencia en apego al reconocimiento social y legal de sus derechos humanos y laborales.

La Red ha gestado espacios para reivindicar el derecho a un trabajo digno, un salario justo y la transformación de las condiciones en las que ejercen su trabajo.

“La pandemia no ha logrado someternos con el miedo, nuestras luchas no entran en cuarentena, y nuestras voces no hay mascarilla que las silencien”, finaliza el comunicado.