San Pedro Sula, Honduras (Conexihon).- El equipo legal del Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ), acompañados por representantes del movimiento estudiantil, denunciaron este miércoles 21

de junio a la fiscal Erika Casco, responsable de ordenar el desalojo sin la respectiva orden judicial, cuando se realizaba una toma pacifica en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras -Valle de Sula (UNAH-VS).

La denuncia es por el delito de Abuso de Autoridad, que tuvo como resultado la invasión policial y militar al campus de la UNAH en la zona norte del país, la mañana del viernes 16 de junio, donde fue detenido ilegalmente Daniel Morales, estudiante de la carrera de Matemáticas y miembro del movimiento estudiantil.

Para el coordinador del equipo legal del MADJ, Ariel Madrid, esta decisión de la Fiscal Casco se dio en el marco de la ilegalidad, ya que no existió una orden judicial para el desalojo a la protesta pacífica y “ella como de la fiscalía, no es autoridad competente para emitir o ejecutar órdenes de desalojo, que no estén autorizadas por autoridad que corresponde”.

La noche anterior, el 15 de junio, un grupo de estudiantes universitarios de UNAH-VS, realizó una toma de las instalaciones en solidaridad con 20 de compañeros y compañeras que en Tegucigalpa, comparecerían a audiencias de descargo por los hechos del 24 de mayo anterior, responsabilizándonos de daños en una acción de protesta en el edificio administrativo en la misma ciudad.

En el caso de Morales, quien además de ser detenido dentro del campus, en el marco de esta acción promovida por Casco, fue sometido a tratos crueles, inhumanos y degradantes a lo largo de sus 20 horas de detención, por el delito de usurpación en perjuicio de la UNAH.

En horas de la madrugada de ese viernes, previo al desalojo, de acuerdo a un audio en poder del movimiento estudiantil, la misma fiscal llegó a las instalaciones de la Universidad “en señal de advertencia” para que retirara la toma o de lo contrario a las seis de la mañana se daría el hecho. Mismo que se consumó.

Esta detención coincidió con la de seis estudiantes de la Máxima Casa de Estudios en la capital, luego de la invasión policial al campus, específicamente al edificio de Química y Farmacia.

En tanto Madrid, quien a su vez representa legalmente al estudiante procesado en Valle de Sula, dijo que “Los estudiantes ya están cansados de que los criminalicen, los procesen, desde hace tres años por delitos como usurpación, mientras desarrollan protestas dentro de la UNAH. En este caso, la protesta pretende frenar el abuso de poder que están ejerciendo los fiscales del Ministerio Público en este caso, se intenta frenar los fiscales los agentes policiales, militares que han entrado abusivamente violentamente a la UNAH y que anteriormente no se les había deducido responsabilidad”.

0
0
0
s2sdefault

Más Leídos