Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- La Asociación de Docentes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (ADUNAH), solicitó a las autoridades de la Universidad, “que se aparten y que permitan

que otros académicos cumplan con ese deber ineludible”, al frente de la máxima casa de estudios del país.

La ADUNAH demandó el respeto a la autonomía universitaria y exigió “nuevamente la no presencia policial y militar en Ciudad Universitaria y todos los centros regionales visto que la magnitud de los hechos puede provocar la pérdida de vidas humanas”.

Los profesores también exigen la salida de la Empresa de Seguridad Privada del Aguán (ESPA)  por ser un peligro para cualquier miembro de la comunidad universitaria.

Los docentes condenaron “la represión y la violencia por parte de los cuerpos de seguridad del Estado y de la empresa ESPA” en contra de los estudiantes, en franca violación a los acuerdos firmados en julio de 2016.

La ADUNAH cuestionó la “enfrentamiento permanente” en que las actuales autoridades mantienen a la Universidad, lo que constituye un freno a la academia.

Los académicos recordaron que desde el año 2005 los estudiantes no tienen “representación legítima” ante  el Consejo Universitario, los representantes estudiantiles se han venido nombrando de dedo por las diferentes autoridades.  

La Presidenta de la ADUNAH Rosa Margarita Flores, manifestó que con la lectura del comunicado están defendiendo, tanto la integridad de cada uno de los estudiantes, del sector docente y de los trabajadores, buscando que no sea dañada la integridad de ninguno de los miembros de la comunidad universitaria, ya que se han dado casos y están impunes.

La organización gremial respaldó a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas OACNUDH, a las organizaciones del Espacio ACI, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos y los claustros de profesores de Ciencias Sociales y  de Humanidades.

Por su parte la docente Margarita Pavón, criminalizada por expresar su apoyo a la lucha estudiantil, cuando participo en un programa televisivo, solidarizándose como miembro de ADUNAH expresó que debe rescatarse la institucionalidad en Universidad, “misma que ha sido violentada en el Consejo Universitario, en donde los estudiantes son nombrados por las autoridades universitarias y no por la vía que reconoce la ley orgánica de la UNAH” las elecciones estudiantiles.

Pavón aseguró que los estudiantes universitarios están haciendo uso de los espacios legales que les permite la ley y que por expresar solidaridad hasta ella fue alcanzada por la represión de las autoridades universitarias.

El día 16 de junio miembros de la Policía Nacional ingresaron violentamente a las instalaciones de la Facultad de Química y Farmacia, lanzando gases lacrimógenos de manera indiscriminada afectando a más de 60 niños que recibían atención médica en la Facultad de Odontología y decenas de trabajadores de la UNAH.

Ese mismo día fueron detenidos seis estudiantes y acusados penalmente por las autoridades mientras que el pasado 24 de mayo fueron detenidos  fueron detenidos en la  estudiantes más y criminalizados ante los juzgados penales del país.

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en su informe anual del año 2005, estableció que "el derecho a la manifestación pacífica, si bien es un derecho humano contenido en las libertades de reunión y de expresión, merece ser tratado de manera especial debido a que representa un modo de acción cívica para la exigencia y la defensa de derechos, altamente sensible a reacciones de gobierno y a políticas de Estado incompatibles con los derechos humanos".

0
0
0
s2sdefault