Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- La familia de la lideresa indígena lenca Berta Cáceres Flores, en compañía de representantes de organizaciones defensoras del territorio y de los derechos humanos,

presentaron este martes un estudio que revela una red de corrupción en el otorgamiento de contratos y permisos de operación al proyecto Hidroeléctrico “Agua Zarca”, instalado sobre el Río Gualcarque, en el occidente de Honduras.

El estudio elaborado por la organización Oxfam Internacional, describe las facilidades para que la empresa Desarrollos Energéticos S.A (DESA), desde su constitución en el año 2009, suscribió contratos de operación con la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (SERNA) y la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), para la generación, transmisión y comercialización de energía eléctrica.

La entrega del estudio, iba dirigida hacía el Fiscal General, Óscar Chinchilla. Pero en su ausencia quedó con uno de sus asistentes, mencionó la familia de Cáceres.

Uno de los vicios que recoge el estudio es la concesión y la licencia ambiental en favor del proyecto hidroeléctrico “Agua Zarca”, sin haber consultado al pueblo indígena Lenca de los departamentos de Santa Bárbara e Intibucá, como lo establece el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), sobre los pueblos Indígenas y Tribales.

De igual forma, la SERNA concedió de forma ilegal un incremento al volumen de aprovechamiento de aguas nacionales del río Gualcarque, así como una ampliación de 20 años sobre el Contrato de Operación del proyecto hidroeléctrico sin la aprobación del Congreso Nacional, de acuerdo con el informe presentado por Oxfam.

El Río Gualcarque, es considerado desde la cosmovisión indígena Lenca, como sagrado, ya que es el lugar donde habitan los espíritus de las niñas; además, el cause es la vena por dónde corre la sangre (agua), que a su paso va generando vida. Por tal razón es relevante su defensa entre los bienes cumunes de la naturaleza.

Investigación conjunta esclarecería asesinato de Berta Cáceres

En cuanto al asesinato contra Berta Cáceres, ocurrido el 02 de marzo de 2016, el informe expone que una investigación conjunta de este crimen y el proyecto hidroeléctrico “Agua Zarca” “posibilitaría la obtención de resultados definitivos y concretos”.

Actualmente ambos casos se manejan en fiscalías y unidades diferentes dentro del Ministerio Público (MP), cuestiona el estudio.

Agrega que en el caso de la Fiscalía Especial de Etnias y Patrimonio Cultural, no cuenta con las herramientas requeridas para profundizar en sus investigaciones.

En el proceso que se sigue en torno al crimen contra Cáceres, el informe destaca las ocho capturas a quienes se les responsabiliza del asesinato, las dos últimas fueron ejecutadas en los primeros dos meses de este año. De éstas, cuatro sostienen nexos militares y uno es empleado de DESA, lo que vuelve necesaria la ampliación de la investigación hacia posibles autores intelectuales, cómplices y encubridores.

Berta Cáceres al momento de su asesinato, era la coordinadora general del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), organización que co-fundó hace 24 años y con la que impulsó un proceso de resistencia contra la instalación del proyecto hidroeléctrico en mención sin la consulta previa al pueblo lenca, y otros derechos humanos violentados por el militarismos, el patriarcado, la falta de educación y salud, entre otros.

Austra Berta Flores: Estudio debe tomarse en cuenta

La lideresa politica-social y madre de “Bertita”, Austra Berta Flores, espera que el estudio presentado sea tomado en cuenta ya que se trata de un documento muy serio.

“Aquí se muestran los actos de corrupción que desde un principio se cometieron para la construcción de la empresa, no se convocó a un cabildo abierto, ni se consultó a los pueblos indígenas”, agregó la también ex alcaldesa y gobernadora política, al salir de la sede del Ministerio Público.

Sobre el desarrollo de la investigación que lleva a cabo el ente operador de justicia, la madre de Berta Cáceres, detalló que solicitarán una reunión formal con el Fiscal General para estar al tanto de cómo se lleva a cabo este trabajo.

Austra Berta Flores, sostuvo que “Hasta el momento solo están quienes ejecutaron a mi hija, nosotros también tenemos el interés intenso en que deben aparecer los que pagaron por asesinarla”.

No descartó la exigencia de la familia y del COPINH, de solicitar una Comisión Independiente, conformada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y organizaciones defensoras nacionales para poder llegar hasta la verdad.

Para cerrar con el tema del estudio elaborado y publicado por Oxfam Internacional, la madre de Berta Cáceres puntualizó “Son argumentos válidos para exigir la anulación del permiso de operación de la empresa DESA en el río Gualcarque y para que la investigación alcance a todos los niveles implicados en el asesinato de mi hija”.

0
0
0
s2sdefault