Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- En otro intento por militarizar la sociedad hondureña, el diputado oficialista David Chávez, introducirá una moción que pretende regresar al servicio militar obligatorio, misma que ya cuenta con el rechazo de organizaciones de derechos humanos.

En declaraciones dadas por Chávez a un noticiero de la corporación Televicentro el pasado lunes, alegó que su proyecto contiene capacitaciones técnicas y vocacionales, no solo la parte militar.

“Hay prácticas importantes en países como Israel, Estados Unidos, donde el servicio militar es obligatorio, pero no solo incluye la parte militar, también incluyen temas de capacitaciones técnicas, vocacionales en la parte agrícola, industrial…”, expuso Chávez.

El pasado martes, el diputado oficialista, introdujo una moción en nombre de toda la bancada del Partido Nacional, para exhortar a los Poderes Ejecutivo y Judicial, vía Consejo Nacional de Defensa y Seguridad (CNDS) garantizar la permanencia de la Policía Militar y la integración de más personal.

La obligatoriedad del servicio militar, fue abolida mediante decreto número 24-94, del 18 de mayo de 1994, durante la presidencia del liberal Carlos Roberto Reina, como resultado de una lucha emprendida por organizaciones de derechos humanos, barrios y colonias, que conformaron el Movimiento Cívico, Cristiano, que decidió realizar una Huelga de Hambre hasta lograr un servicio “voluntario y educativo”.

Ante la iniciativa expresada por David Chávez, el Centro de Prevención, Tratamiento y Rehabilitación de Víctimas de Tortura (CPTRT), por medio de un comunicado su rechazo a la iniciativa y le recuerdan que el actual servicio militar ya tiene el calificativo de educativo, por lo que se trata de una propuesta “maliciosa” para justificar el regreso al servicio militar obligatorio.

El artículo 276 constitucional, con la reforma hecha hace 26 años, se lee lo siguiente: “Los ciudadanos, comprendidos en la edad de dieciocho a treinta años, prestarán el servicio militar en forma voluntaria en tiempos de paz, bajo la modalidad de un sistema educativo social, humanista y democrático…”.

La organización de derechos humanos recordó en el comunicado que el servicio militar obligatorio fue una práctica de tortura y muerte.

“Fuimos testigos de cómo muchos cuerpos de jóvenes salvajemente reclutados, fueron luego entregados a sus familiares en ataúdes sellados y con la prohibición de abrirlos”, expresó el CPTRT.

El 23 de mayo de 2018, estas organizaciones de derecho humanos, igualmente rechazaron la pretensión del diputado Bernardo Yllescas de impulsar la obligatoriedad del ejercicio militar por el periodo de un año.

Para el próximo lunes 21 de octubre, el CPTRT e integrantes del Movimiento Cívico, Cristiano y Popular, convocan a una conferencia de prensa para recordar la lucha que culminó con la abolición del Servicio Militar Obligatorio, en 1994.

0
0
0
s2sdefault