Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- Familiares de Eblin Noel Corea Maradiaga, asesinado el pasado 20 de junio, llegaron este lunes desde Yarumela, departamento de La Paz hasta la capital para exigir que se haga un proceso de exhumación en tiempo forma.

Corea, de 17 años, fue asesinado luego que intentara poner a salvo su vida tras la represión militar a una protesta de la comunidad, acompañando la lucha de la Plataforma por la defensa de la Salud y la Educación.

La familia del joven asesinado denunció que desde el pasado viernes, estaba prevista la realización de la exhumación del cuerpo del joven, sin embargo, el Ministerio Público la suspendió y no dio una fecha de reprogramación.

Una situación grave es que, por temor a que pueda pasar una situación que ponga en riesgo el cuerpo de Eblin Corea, su padre y otros familiares les toca dormir cerca de su fosa, en el cementerio de la comunidad.

“Me parte el alma llegar cada noche al cementerio y alojarme ahí a la par de él, ahí a estarlo cuidando toda la noche hasta el amanecer; el país en el que estamos hay mucha picardía, mucha delincuencia y pueden hacer algo para que no se dé con los verdaderos responsables”, expresó don Eblin Corea, padre del estudiante asesinado.

Otra de los temores de papá, es que puedan sacarle la bala al niño y “lavarse las manos". “Tenemos desconfianza y temor”, dijo Corea.

Yo me opuse (a la exhumación) porque creía que iba a quedar como uno más. Hace un año nos mataron a un familiar y (las autoridades) no hicieron nada. Entonces yo me opuse para que hicieran la autopsia, pero ahora que está la doctora Julissa Villanueva creemos que esto se va a dar a la luz y vamos a dar con los responsables.

Por su parte, Eva María Mejía, tía de Eblin denunció que son perseguidos y perfilados por fuerzs policiales y militares, así como de activistas del Partido Nacional, ya que ella renunció a esa institución política, al no estar a favor de la reelección de Juan Orlando Hernández.

“Nosotros como familia denunciamos que, si algo nos pasa, responsabilizamos al gobierno de Honduras, hacemos a los militares. Este caso no quedará impune. Creían que nuestra comunidad se iba a quedar callada”, afirmó la tía del joven.

Es un crimen de Estado

En la conferencia de prensa participó el presidente del Colegio de Pedagogos de Honduras (COLPEDAGOGOSH) y miembro de la Plataforma por la Defensa de la Salud y la Educación, Edwin Hernández, donde expresó que la muerte violenta de Eblin no es un hecho casual, ya que fue seguido y asesinado cuando la actividad de protesta había terminado en la localidad.

"Él guarda en su cuerpo la evidencia principal, la bala que lo asesinó".

“Entendemos que este es un crimen de Estado, por eso no quieren abrir la justicia, quieren esconder no al autor material, sino a quienes dieron la orden matar”, afirmó Hernández.

Desde la Plataforma por la Defensa de la Salud y la Educación, acompañan en la familia para una pronta exhumación.

Criticó el papel del Comisionado Nacional de Derechos Humanos (CONADEH), al mencionar que no ha presentado ni una sola acción de denuncia y no ha dicho una palabra.

En tanto, la ex directora de Medicina Forense, Julissa Villanueva, a petición de la familia y su equipo legal, acompaña el proceso, con miras de hacer un trabajo independiente y confiable para que el caso de Eblin Corea no quede impune.

La falta de confiabilidad existente, es por el exceso de poder de “fuerzas de orden público y pueden cometer crímenes”. Pero Villanueva instó a los diferentes medios de comunicación acompañar este proceso desde un pueblito hospitalario, amoroso que hoy está siendo víctima de las fuerzas represoras militares.

Fue un militar

Por su parte, el abogado Roger Medina Orellana, manifestó que ya existen acciones preliminares que suman para un proceso en el que se obtenga justicia para Eblin Noel.

Existe ya un testigo y “declaró de manera clara quien fue la persona que asesinó a Eblin Corea, de forma inescrupulosa”, expresó el también presidente del capitulo  La Paz, del Colegio de Abogados de Honduras.

Reiteró a los medios de comunicación que apoyen este proceso y encontrar justicia para quien consideró ser un héroe “que murió en esta guerra contra este Estado dictatorial que se ha impuesto por las armas”.

Don Eblin Corea, no duda del criterio de la parte legal, de la médico forense y organizaciones de derechos humanos. “Fueron los militares, los que dispararon contra él”.

La exhumación en la que su resultado sea confiable, es lo que la familia Corea demanda en un país donde la justicia se fue de vacaciones.

Eblin padre y Eblin hijo, ambos porteros en los equipos de fútbol de la comunidad, ya sólo aparecen juntos en la estampa de la camiseta que viste el progenitor. Los militares asesinaron al menor que se opuso al régimen.

0
0
0
s2sdefault

Más Leídos