Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- “Las Fuerzas Armadas no deben participar en las tareas de seguridad, y mucho menos para restringir o violentar los derechos de las personas a manifestarse pacíficamente”. Es parte de una carta enviada este viernes por la directora para las américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara- Rosas a las autoridades hondureñas.

La carta dirigida al jefe del régimen, Juan Orlando Hernández, responde a la decisión del Consejo Nacional de Defensa y Seguridad (CNDS), ordenando el despliegue del Ejército, Policia Nacional y Dirección de Inteligencia para reprimir las protestas de la ciudadanía, que se han extendido a la mayoría de los 18 departamentos del país.

Por ello, reiteró el llamado a Juan Orlando Hernández para que garantice el derecho de protesta pacífica y a la libertad de expresión en el país, limitando el uso de la fuerza al mínimo necesario y proporcional para evitar lesiones y muertes.

“Las autoridades hondureñas no deben seguir por la ruta de la violencia y represión. Exhortamos al gobierno de Juan Orlando Hernández que garantice los derechos de libertad de expresión y asamblea pacifica, limitando el uso de la fuerza al mínimo necesario y proporcional para evitar más lesiones y muertes”, expuso Guevara- Rosas.

Durante las protestas en las últimas 48 horas, se reporta entre 20 personas heridas y cuatro personas muertas, la última es Elbin Noel Corea, de 17 años, asesinado anoche en Yarumela, departamento de La Paz, mientras venía de participar en las protestas ciudadanas de la Plataforma por la defensa a la Salud y Educación.

Amnistía Internacional demandó a las autoridades hondureñas una investigación pronta, imparcial e independiente de todos los casos de uso innecesario y excesivo de la fuerza y otras violaciones de derechos humanos perpetradas en el marco de las protestas.

El actuar de las autoridades hondureñas contra las protestas ciudadanas “es aun mas preocupante”, cuando hace dos años, varias organizaciones nacionales e internacionales denunciaron violaciones a los derechos humanos, cometidas por fuerzas de seguridad entre diciembre de 2017 y enero de 2018, en el marco de la crisis electoral que impuso a Juan Orlando Hernández, como presidente ilegalmente reelecto, expuso la organización.

Finalmente, Amnistía Internacion afirmó que seguirá documentando las violaciones de derechos humanos en Honduras, y acompañando los esfuerzos de las víctimas y las organizaciones de derechos humanos en sus reclamos por la protección los derechos y la justicia.

0
0
0
s2sdefault