Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- En la noche de este viernes, la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Honduras (OACNUDH), se pronunció con “gran preocupación” por campañas de desprestigio y actos de violencia en estos dos días de “Paro Nacional”, convocadas por la Plataforma por la Defensa de la Salud y Educación.

Sobre las campañas que aparecen en los principales medios corporativos del país y por algunas páginas en redes sociales, la Oficina del Alto Comisionado en Honduras, refirió que generan como consecuencia el cierre espacios de interlocución entre las partes sociales y el gobierno

En este aspecto, destacó el rol de los defensores de los derechos humanos y de los medios de comunicación en promover el derecho a la libertad de opinión y expresión, a la participación en asuntos públicos y a defender los derechos, como elementos centrales del estado de derecho.

Sobre la represión hacia las acciones de protesta, OACNUDH resaltó su preocupación por el uso de gas lacrimógeno y de armas de fuego por parte de las fuerzas de seguridad del Estado. Dejando incidentes en Siguatepeque, departamento de Comayagua; y Villanueva, departamento de Cortés. El comité por la Libre Expresión (C-Libre), recibió denuncias sobre el mismo patrón de fuerzas policiales en Choluteca, al sur del país.

“La Oficina insiste en que los organizadores de las manifestaciones no deben ser considerados responsables por el comportamiento violento de otras personas o actos de violencia que ocurran paralelamente”, dijo OACNUDH.

También señaló la presencia de miembros de las Fuerzas Armadas en funciones de orden público. Por ello, la Oficina de Naciones Unidas reiteró su llamado al Estado a garantizar el derecho a la reunión pacífica y la protección de su ejercicio.

De igual forma, exhortó a las autoridades hondureñas para atender los mecanismos “universales y regionales” de derechos humanos para que las acciones de orden público sean exclusivas de fuerzas civiles de seguridad.

C-Libre, durante estas 48 horas de acciones de la Plataforma por la Defensa de la Salud y la Educación, registró en su alerta 059-2019, robo de equipo, agresiones e insultos hacia la prensa en cinco ciudades del país.

La Oficina nota que estas convocatorias se han dado en un contexto de gran polarización y movilización social, que deriva de un amplio reclamo social a participar en la dirección de los asuntos públicos que contribuya a la mejora de las condiciones de vida de las y los hondureños.

Entre las demandas de los trabajadores y trabajadoras de la salud y la educación, están la derogación de una serie de decretos ejecutivos, los que instalan una intervención en ambos sectores y que conllevaría a privatización de ambos derechos y despidos masivos.

Tanto la OACNUDH como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en un comunicado conjunto, el pasado 30 de abril,recordaron al Estado de Honduras que debe garantizar “en todo momento el ejercicio del derecho a la reunión pacífica, el derecho a la libertad de opinión y expresión”, así como a participar en la dirección de los asuntos públicos y a defender los derechos.

0
0
0
s2sdefault